Nombramiento de Vicario Auxiliar y nuevo Vicario General

Categories: NOTICIAS

Nombramientos del Vicario Auxiliar y

del Vicario General del Opus Dei

www.opusdei.org, Roma, 12 de diciembre de 2014

 

C

onforme a la posibilidad prevista en los Estatutos de la Prelatura, el Prelado del Opus Dei, Mons. Javier Echevarría, ha nombrado a Mons. Fernando Ocáriz (París, 27-X- 1944) Vicario Auxiliar, con la potestad ejecutiva necesaria para el gobierno de la Prelatura, incluyendo las competencias reservadas al Prelado, excepto las que requieren el ejercicio del orden episcopal. La figura del Vicario Auxiliar está establecida por el derecho en los números 134 §1 y 135 del Codex iuris particularis Operis Dei, promulgado por san Juan Pablo II con la Constitución Apostólica Ut sit, el 28-XI-1982.

 

En el Decreto del nombramiento, fechado el 9 de diciembre de 2014, el Prelado expone que “la extensión de la labor apostólica de la Prelatura y el crecimiento del número de circunscripciones regionales, de centros y labores cuya atención pastoral está confiada al Opus Dei, han llevado consigo un aumento del trabajo de gobierno que corresponde al Prelado”. Por eso, “teniendo en cuenta también mi edad, veo conveniente proceder al nombramiento de un Vicario Auxiliar”.

 

Para sustituir a Mons. Fernando Ocáriz como Vicario General, Mons. Javier Echevarría ha nombrado —con el voto deliberativo de su Consejo General— a Mons. Mariano Fazio (Buenos Aires, 25-IV-1960), hasta ahora Vicario del Opus Dei en Argentina, Paraguay y Bolivia.

 

Al comunicar esos nombramientos, el Prelado ha pedido a los fieles del Opus Dei, y a todas las personas que participan en las actividades pastorales de la Prelatura, oraciones para dar un renovado dinamismo apostólico a la labor del Opus Dei, al servicio de la Iglesia y de todas las almas.

 

ANEXO 1

 

Carta que el Prelado ha escrito a los fieles del Opus Dei sobre el nombramiento de los nuevos Vicario Auxiliar y Vicario General de la Prelatura

 

 

Queridísimos: ¡que Jesús me guarde a mis hijas y a mis hijos!

 

San Josemaría nos enseñó a permanecer siempre en acción de gracias a Dios. Ut in gratiarum semper actione maneamus! Y, entre los motivos de agradecimiento, quiero referirme ahora a la clarividencia —verdadera iluminación del Cielo— con que el Señor ilustró a nuestro Padre a la hora de preparar el Derecho particular del Opus Dei. Ahí, como conocéis, está previsto que el Prelado, oído el parecer de su Consejo, pueda nombrar un Vicario Auxiliar que le ayude de modo inmediato en el gobierno de la Prelatura (cfr. Statuta, n. 134 §1 y 3, n. 135), y en los edificios que integran la sede central, puso unas habitaciones destinadas al Vicario Auxiliar.

 

Gracias a Dios me encuentro bien de salud, teniendo en cuenta mi edad; y, como el trabajo aumenta con la expansión de las labores apostólicas, después de haber pedido sus luces al Señor, he llegado a la conclusión de que es el momento de poner en acto esa posibilidad prevista por san Josemaría. Y, tras oír al Consejo General y a la Asesoría Central, he nombrado Vicario Auxiliar a don Fernando Ocáriz. Como nuevo Vicario General, con el parecer del Consejo, he nombrado a don Mariano Fazio, hasta ahora Vicario Regional en Argentina.

 

El nombramiento del Vicario Auxiliar, con las facultades ejecutivas para el gobierno de la Prelatura, incluyendo las que el Derecho atribuye al Prelado, me supondrá una gran ayuda para seguir aún más de cerca el desarrollo de la labor en los 69 países en los que trabaja la Obra.

 

En vísperas del año mariano que estamos a punto de comenzar, en el que pediremos a la Virgen por las familias del mundo entero, me agrada considerar que damos este paso —como todos en la Obra— de la mano de nuestra Madre. Rogadle que, con la intercesión de san Josemaría, del beato Álvaro y de tantas hermanas y hermanos nuestros que tenemos ya en el Cielo, sepamos comenzar y recomenzar nuestras vidas de hijas y de hijos de Dios, con una fidelidad mayor a la llamada recibida del Señor.

 

Aprovecho estas líneas para desearos nuevamente una feliz Navidad, muy cerca del Niño Jesús, de la Virgen y de san José.

 

Con todo cariño, os bendice

 

Vuestro Padre

 

Javier

 

Roma, 10 de diciembre de 2014, conmemoración de Nuestra Señora de Loreto.

 

ANEXO 2

El Vicario auxiliar en el derecho de la Iglesia para la Prelatura

 

El profesor Eduardo Baura, de la Pontificia Universidad de la Santa Cruz, comenta la figura del Vicario Auxiliar, prevista en el derecho de la Iglesia para la Prelatura del Opus Dei.

 

El Codex iuris particularis Operis Dei (o Estatutos), que fue promulgado por san Juan Pablo II con la Constitución Apostólica Ut sit, el 28 de noviembre de 1982, establece que el oficio de Prelado sea vitalicio. Por esta razón la misma norma prevé la figura del Vicario auxiliar, que puede ser de dos tipos.

 

El primero, que es el que ahora nos ocupa, está previsto para el caso en el que, por especial aumento del trabajo de gobierno o por la edad avanzada del Prelado u otras circunstancias similares, el Prelado considere conveniente que, además del Vicario general, que siempre tiene que haber, haya un Vicario auxiliar que asuma la potestad ejecutiva necesaria para ayudar al Prelado en el gobierno de la Prelatura. En efecto, el n. 134, §1 de los Estatutos establece que “si el Prelado considera oportuna y conveniente, en la presencia de Dios, la designación de un Vicario auxiliar, a tenor del n. 135, puede nombrarlo libremente, oído su Consejo. También el pleno del Consejo General en conciencia podrá sugerir al Prelado la oportunidad de la designación de un Vicario auxiliar, que pueda ayudarle en el gobierno durante ocho años. El Prelado, si no obstan graves razones, acceda de buen grado al parecer del Consejo” (la traducción es mía). En cuanto a su misión, el n. 135 afirma: “El Vicario auxiliar, si el Prelado está en uso de sus facultades, le ayuda y le suple cuando está ausente o impedido; no tiene, sin embargo, otras facultades sino las que habitualmente o para un caso determinado, haya delegado el Prelado. Debe dar cuenta fielmente de todas sus actuaciones al Prelado”. En el presente caso, el Prelado ha otorgado todas las competencias de la potestad ejecutiva, incluidas las reservadas al Prelado.

 

La figura comentada se entiende bien teniendo en cuenta que la tarea que la Iglesia encomienda al Prelado —al igual que a todo pastor al frente de una circunscripción eclesiástica— no se agota en el ejercicio de la potestad de gobierno, sino que ha de ser también, como se afirma en los Estatutos, “maestro y padre” (n. 132, §3) para todos los fieles —sacerdotes y laicos— confiados a él.

 

El otro tipo de Vicario auxiliar es el previsto para el caso en el que el Prelado esté impedido para ejercitar sus funciones. En este supuesto, se prevé un procedimiento para la elección de un Vicario auxiliar, al que se le transfieren todas las competencias del Prelado, excepto el título (y sin derecho a sucesión), que necesita la confirmación por parte de la Santa Sede. De esta manera, incluso en el caso hipotético de sede impedida, permanecería la figura del Prelado como Padre, si bien el gobierno quedaría en manos de un Vicario auxiliar, análogo al Administrador apostólico de una diócesis.

 


ANEXO 3

 

Mons. Fernando Ocáriz

 

Fernando Ocáriz nació en París el 27 de octubre de 1944. Es licenciado en Ciencias Físicas por la Universidad de Barcelona (1966).

 

Obtuvo la licenciatura en Teología en la Pontificia Universidad Lateranense en 1969 y el doctorado en la Universidad de Navarra en 1971, año en que fue ordenado sacerdote. Ha sido profesor ordinario de Teología Fundamental en la Universidad Pontificia de la Santa Cruz.

 

Desde 1986 es consultor de diversos organismos de la Curia romana: Congregación para la Doctrina de la Fe (desde 1986), Congregación para el Clero (desde 2003) y Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización (desde 2011).

 

Es miembro de la Pontificia Academia Teológica desde 1989. Fue nombrado Vicario General de la Prelatura del Opus Dei el 23 de abril de 1994.

 

En sus publicaciones ha tratado preferentemente temas de índole teológica y filosófica. Entre los libros que ha escrito se cuentan: The mystery of Jesus Christ: a Christology and Soteriology textbookHijos de Dios en Cristo. Introducción a una teología de la participación sobrenatural; Amor a Dios, amor a los hombres; El marxismo: teoría y práctica de una revolución; Voltaire; Tratado sobre la tolerancia; Naturaleza, gracia y gloria. Además, es coautor de numerosas monografías. En 2013 se publicó una extensa entrevista de Rafael Serrano bajo el título Sobre Dios, la Iglesia y el mundo.


ANEXO 4

 

Mons. Mariano Fazio

 

 

Mariano Fazio nació en Buenos Aires el 25 de abril de 1960. Es licenciado en Historia por la Universidad de Buenos Aires y doctor en Filosofía por la Universidad Pontificia de la Santa Cruz.

 

Recibió la ordenación sacerdotal en 1991 de manos de san Juan Pablo II, tras haber trabajado 7 años en Ecuador como profesor de Filosofía del Derecho y editorialista del diario El Telégrafo.

 

Desde 1996 a 2002, en Roma, fue el primer decano de la Facultad de Comunicación institucional de la Universidad Pontificia de la Santa Cruz y luego Rector de esa universidad, de 2002 a 2008. En el mismo periodo fue elegido presidente de la Conferencia de Rectores de las Universidades Pontificias Romanas.

 

En 2007, fue designado perito en la V Conferencia General del Episcopado de América Latina y del Caribe (Aparecida, Brasil). Unos meses después, se desplazó de nuevo al continente americano donde ha ejercido como Vicario del Opus Dei en Argentina, Paraguay y Bolivia hasta la fecha presente.

 

Es autor de más de 20 libros sobre sociedad moderna y procesos de secularización, entre los que destacan Historia de la filosofía contemporánea; Historia de la filosofía modernaHistoria de las ideas contemporáneas. Entre sus obras se encuentran también varias semblanzas biográficas, entre otras: El Papa Francisco. Claves de su pensamiento; San Juan XXIII; Beato Pablo VI. Gobernar desde el dolor; De Benedicto XV a Benedicto XVI.

 

ANEXO 5

 

Algunos datos sobre la Prelatura del Opus Dei

 

Es una institución de la Iglesia católica fundada por san Josemaría Escrivá de Balaguer el 2 de octubre de 1928. El nombre completo es Prelatura de la Santa Cruz y Opus Dei, erigida por el Papa san Juan Pablo II con la Constitución Apostólica Ut sit con fecha del 28 de noviembre de 1982.

 

Tiene como finalidad contribuir a la misión evangelizadora de la Iglesia, promoviendo entre personas de toda condición una vida coherente con la fe en las circunstancias ordinarias de la existencia humana y especialmente a través de la santificación del trabajo.

 

El mensaje del Opus Dei manifiesta que todo trabajo puede convertirse en un quehacer divino. Para san Josemaría, santificar el trabajo significa obrar según el espíritu de Jesucristo: realizar acabadamente la propia tarea, para dar gloria a Dios y para servir a los demás.

 

La Prelatura proporciona formación espiritual y atención pastoral a sus fieles y a todas las personas que lo desean, para que —cada uno en su propio lugar en la Iglesia y en el mundo— conozcan y amen a Dios, den testimonio de la fe y cooperen a solucionar cristianamente los problemas de la sociedad. También presta asistencia pastoral a numerosas iniciativas educativas y sociales en los cinco continentes.

 

Configuración jurídica

 

Las prelaturas personales son circunscripciones eclesiásticas, previstas por el Concilio Vaticano II y por el Código de Derecho Canónico, que se constituyen para llevar a cabo, con gran flexibilidad, determinadas tareas pastorales. Los fieles de las prelaturas personales siguen perteneciendo también a las iglesias locales o diócesis donde tienen su domicilio.

 

El Opus Dei, concretamente, es una prelatura personal de ámbito internacional, compuesta por un prelado con su presbiterio, y por fieles laicos (hombres y mujeres). Seglares y sacerdotes cooperan orgánicamente en la misión de difundir el ideal de la santidad en medio del mundo. La Prelatura del Opus Dei se rige por las normas del derecho general de la Iglesia, por la Constitución apostólica Ut sit (de san Juan Pablo II) y por sus Estatutos otorgados por la Santa Sede con esa Constitución apostólica.

 

Algunos datos

 

En la actualidad, forman parte de la Prelatura 90.502 personas, de las que 2.073 son sacerdotes (datos del Anuario Pontificio de 2013). Del total de fieles, alrededor de la mitad son mujeres y la otra mitad varones. La mayoría de miembros (alrededor del 70%) son mujeres u hombres casados, para quienes la santificación de los deberes familiares forma parte primordial de su vida cristiana. Además, cientos de miles de personas participan en las actividades de formación que ofrece la Prelatura; entre ellas se encuentran numerosos cooperadores, así como cooperadores no católicos e incluso no cristianos. En la actualidad, la labor pastoral del Opus Dei se realiza de modo estable en 69 países. La Curia prelaticia tiene su sede central en Viale Bruno Buozzi 73, 00197, Roma, Italia.

 

El Prelado: Mons. Javier Echevarría

 

El prelado del Opus Dei, Mons. Javier Echevarría, nació en Madrid el 14 de junio de 1932. Es doctor en Derecho Civil y en Derecho Canónico. Fue ordenado sacerdote el 7 de agosto de 1955. Colaboró estrechamente con san Josemaría Escrivá de Balaguer, de quien fue secretario desde 1953 hasta su muerte, en 1975. En ese mismo año, cuando el beato Álvaro del Portillo sucedió a san Josemaría al frente del Opus Dei, Mons. Javier Echevarría fue nombrado secretario general. Ha sido miembro de diversos dicasterios de la Curia Roma y ha participado en la Asamblea General del Sínodo de los Obispos sobre América (1997) y Europa (1999), así como en la Asamblea General ordinaria de 2001, 2005 y 2012.

 

Tras su elección y nombramiento por san Juan Pablo II como prelado del Opus Dei el 20 de abril de 1994, recibió de manos del Papa la ordenación episcopal el 6 de enero de 1995 en la basílica de San Pedro. Es autor de libros de espiritualidad como Itinerarios de vida cristiana; Para servir a la Iglesia; Memoria del beato Josemaría; Getsemaní; Eucaristía y vida cristiana y Vivir la Santa Misa.

 

En los dos últimos decenios, el Opus Dei ha iniciado su andadura en Lituania, Estonia, Eslovaquia, Líbano, Panamá, Uganda, Kazajstán, Sudáfrica, Eslovenia, Croacia, Letonia, Rusia, Rumanía, Indonesia, Corea, Sri Lanka y Malasia.